Henequén-Sisal

El henequén, también conocido como sisal, es, antes de convertirse en material, una planta, una especie de agave con forma de roseta que proviene de México.

El henequén se cultiva principalmente en la península de Yucatán. De él se obtienen fibras que permiten el hilado y el uso textil, y  por ello se ha utilizado para tejer diversos artículos desde la era de los/as mayas, quienes lo denominan ki.

Un poco de historia…

El henequén también fue llamado Oro Verde en la época hispánica, debido al desarrollo económico que ocasionó su utilización. Sus cualidades resistentes hicieron que fuera muy valorado. Así, creció su demanda y con ello su cultivo, creándose la industria henequenera, que enriqueció enormemente este territorio.  Principalmente se usó para hacer alfombras, cordones y cuerdas.

El proceso…

consiste en el cultivo de la planta, y posteriormente en la recogida y el secado de la misma, que se limpia y se carda para obtener hilos que se colorean y se utilizan para el tejido de diferentes artículos.

Es ecológico…

porque la fibra se obtiene de la naturaleza sin requerir substancias que dañen el medio ambiente, y las fabricaciones a base de henequén permiten elaborar piezas que respetan el planeta.

Es arte…

pues en las manos de artesanos los hilos de henequén se convierten en creaciones únicas hechas con cariño, dedicación y delicadeza, que representan la tradición del pueblo maya, con esencia cálida,  tropical y colorida que constituyen obras de gran valor artístico muy preciadas en el resto del mundo.